Gammagrafía Osea

Estudio de los huesos

Gammagrafia Ósea
.
La gammagrafía ósea es un tipo especial de procedimiento de Medicina Nuclear que utiliza pequeñas cantidades de material radioactivo para diagnosticar y evaluar la gravedad de una gran variedad de enfermedades y condiciones de los huesos incluyendo fracturas, infecciones y cáncer.
.
.
¿Cómo se realiza el estudio?
Un técnico en medicina nuclear llevará a cabo el procedimiento de gammagrafía ósea administrando el radiofármaco dentro de la vena de la mano del paciente o su brazo.

.
Se necesitan unas pocas horas, generalmente de dos a cuatro horas, para que el radiofármaco circule a través del cuerpo y para que se una a los huesos de manera tal que se puedan tomar las fotografías. Durante este tiempo, se le pedirá al paciente que tome entre cuatro y seis vasos de agua para eliminar de su cuerpo cualquier radiofármaco que no esté localizado en los huesos. También se le pedirá que vaya al baño a orinar antes de comenzar la exploración, para evitar que el radiofármaco en la orina bloqueé la vista de sus huesos de la pelvis durante la exploración.

.
Cuando llegue el momento de iniciar el diagnóstico por imágenes, se colocará al paciente acostado sobre en una mesa y la cámara tomará una serie de imágenes, ya sea rotado o manteniendose en una misma posición siendo el paciente el que cambie de posición.  Mientras la cámara captura las imágenes, deberás permanecer quieto por breves períodos de tiempo. En algunos casos la cámara puede moverse bien cerca del cuerpo. Esto es necesario para obtener imágenes de mejor calidad. Si el paciente padece de claustrofobia, hay que informar al tecnólogo antes de iniciarse el examen.

.
El tipo de estudio que se esté realizando determinará el lugar de inyección y el número de exploraciones que se realicen. Para algunos tipos de Gammagrafía Osea, las imágenes se toman durante la inyección del radiofármaco, inmediatamente después, y luego de tres a cinco horas después de la inyección. Estos tipos de estudios son conocidos como gammagrafías óseas de tres fases.

.
Una vez finalizado el examen, es probable que el paciente deba esperar hasta que el tecnólogo revise las imágenes en caso de que se necesiten imágenes adicionales.  A veces se obtienen más imágenes para clarificación o mejor visualización de ciertas áreas o estructuras. La necesidad de imágenes adicionales no significa necesariamente que ha habido problema con el examen o que se ha encontrado nada anormal, y no debe ser causa de inquietud.
.
.
Indicaciones del estudio
• Diagnosticar un tumor o cáncer de hueso.

  • Determinar si un cáncer que empezó en otra parte en su cuerpo se ha propagado a los huesos.
Los cánceres comunes que se propagan a los huesos abarcan el de mama, pulmón, próstata, tiroides y riñón.

  • Diagnosticar una fractura, cuando no puede verse en una radiografía regular
(En su mayoría fracturas de cadera, fracturas por sobrecarga en los pies o las piernas o fracturas de la columna vertebral).

  • Diagnosticar una infección del hueso (osteomielitis).

  • Diagnosticar o determinar la causa de dolor en el hueso, cuando no se haya identificado ninguna otra causa.

  • Evaluar trastornos metabólicos, como osteomalacia, hiperparatiroidismo primario, osteoporosis, síndrome de dolor regional complejo y enfermedad de Paget.
.
.
¿Cómo preparse para el estudio?
El paciente debe informar a su médico y al tecnólogo que realiza el examen sobre cualquier medicamento que esté tomando, incluyendo vitaminas y suplementos de hierbas, y si tiene alergias, ha estado enfermo recientemente o sufre de cualquier otra condición médica.

.
Las mujeres siempre deben informar a su médico o tecnólogo si están amamantando o si hay alguna posibilidad de que estén embarazadas. La lactancia deberá ser suspendida por uno o dos días.  El médico debe ser informado si el paciente ha tomado un medicamento que contenga bismuto, tal como el Pepto-Bismol, o si ha sido sometido a un examen por Rayos X con contraste de bario en los últimos cuatro días.  El bario y el bismuto pueden interferir con los resultados de la gammagrafía ósea.

.
Se te pedirá que tomes mucho líquido después de que se te inyecte el radiofármaco, así que la ingesta de líquidos más allá de las cuatro horas antes del examen debe ser limitada.  Probablemente el paciente tendrá que esperar varias horas entre la inyección del radiofármaco y la gammagrafía ósea, por lo que sería aconsejable traer algo para leer o trabajar para pasar el tiempo.

.
Se te pedirá que te pongas una bata durante el examen.  Las joyas y otros accesorios metálicos se deben dejar en el hogar de ser posible, o se deben quitar con anterioridad al examen debido a que podrían interferir en el procedimiento.  Recibirás instrucciones específicas de acuerdo al tipo de exploración a la que estés siendo sometido.
.
.
¿Qué puede sentir al realizarse este estudio?
La Gammagrafía Osea generalmente no causa dolor y raramente presenta molestias importantes o efectos secundarios. No se necesita anestesia  y en raras ocasiones se necesita sedación.   Cuando el radiofármaco es administrado en forma intravenosa, el paciente sentirá un leve pinchazo al insertarle la aguja en la vena para la línea intravenosa.
.
.
Es importante que el paciente permanezca quieto mientras se graban las imágenes.   A pesar de que la Medicina Nuclear en sí no causa dolor, el paciente podría experimentar alguna molestia a causa de tener que mantenerse quieto, seguir en una cierta posición adoptada durante el diagnóstico por imágenes o si sufre de dolor en las articulaciones o en los huesos.  En particular, los niños pueden sentirse incómodos al tener que permanecer quietos durante la exploración. Se recomienda que los padres se queden junto a sus hijos para ayudarlos a permanecer tranquilos y quietos durante la toma de imágenes. Los elementos que causan confort como chupetes, mantas y libros también son muy útiles.

A menos que el médico indique lo contrario, el paciente podrá retomar sus actividades habituales tras la exploración de medicina nuclear. Si son necesarias algunas instrucciones especiales, un tecnólogo, enfermera o médico se las darán antes de que salga del departamento de medicina nuclear.

.
El paciente debe ingerir buenas cantidades de agua para ayudar a expulsar el material radioactivo del cuerpo, según las instrucciones dadas por el personal de Medicina Nuclear.  La cantidad de radiación es tan pequeña que no representa un riesgo para las personas con las que entra en contacto después de la prueba.
.
.
.